Las grúas industriales se emplean para realizar principalmente la carga, elevación y montaje de materiales para construcción u objetos muy pesados, empleando para esta mecánica diferentes configuraciones, según el tipo de obra y requerimientos.

Pueden clasificarse en:

Grúas de torre: son maquinarias montables, diseñadas con un suporte que puede rotar. Constan de una torre hecha de metal, una extensión paralela al piso que integra motores para elevar, trasladar y distribuir los objetos deseados, a determinadas alturas.

Grúas móviles: son montadas sobre un vehículo para darle movilidad y dirección propia. Su sistema tipo pluma cuenta con estabilizadores para que no se produzcan accidentes al elevar lar cargas.

Grúas hidráulicas: cuentan con un sistema hidráulico para frenar y elevar, pero no son óptimas para levantar cargas demasiado pesadas.

Grúas tipo pluma: Una de las características de estas grúas es la capacidad para que la pluma retroceda, por lo que su diseño se utiliza para movilizar la carga de manera horizontal; además de tener un sistema de poleas que les permiten también realizar trasporte vertical.

Grúas telescópicas: son utilizadas en lugares donde haya mucho espacio para poder trabajar, ya que su sistema de “flechas” le permiten retraer el brazo, que por lo general está fabricado de metales muy resistentes, por lo que pueden soportar cargas muy pesadas.


Para mayores informes sobre los diferentes tipos de maquinaria y grúas para construcción que puedes emplear, contacta a nuestros asesores y con gusto te apoyaremos en la elección de tu maquinaria.